Relato Espiral | Conclusiones #01

Revisión de sus primeros 2 meses de vida

Las cosas (plataformas online, páginas de redes sociales, herramientas, edificios, espacios públicos urbanos, etc) pueden pretender ser algo, nacer con una vocación concreta, pero el uso que se da de ellos es lo que en realidad los define y les da su identidad.

Relato Espiral comenzó con las ganas de crear una herramienta de narración ficcionada multi-autor. La idea era lanzar un inicio que aportara un contexto, un misterio, un personaje, varias referencias, y que los lectores-narradores hicieran suya la historia. No sabía cómo iba a ocurrir eso, cómo lo iban a hacer. Y he aquí la sorpresa: todos ellos (sin excepción) son diarios personales ficcionados. Han construído hilos de la historia desde sus propias experiencias personales, emocionales. En realidad puede ser obvio, dicen que el que escribe siempre lo hace (al menos al inicio) hablando de sí mismo.

Al ver esto, RelatoEspiral debe reaccionar? Ya no es un relato literario novelesco en sí mismo, con la única motivación de la creación literaria, con sus juegos estilísticos, de género, o temáticos (aunque siempre hay algo de eso). Los narradores no están focalizando en el puro argumento. Sobre todo es un diario colectivo, por rememoración de experiencias personales situadas en escenarios ya vividos que tienen en común el descubrimiento espacial y emocional, o con reflexiones personales a cerca de sus entornos humanos. Además lo están haciendo creando personajes tan impersonales como empáticos. Construyen una realidad ficcionada fruto de sus realidades emocionales. Y creo que esto permite y facilita narrar cierto tipo de cosas de nuestra realidad, ¿como el irrealismo crítico de los cuentos de Remedios Zafra, o el realismo mágico de los de García Marquez?

Ésto, que no niega las posibilidades de ejercicio literario, me abre un hueco en el estómago parecido a un cómo va a continuar. Cuál será la imagen mental de la historia? por qué caminos va a transcurrir? y la pregunta más difícil para mí: ¿es momento de pensar cómo la plataforma-juego puede potenciar esta peculiaridad de su uso? ¿debería seguir dejándose llevar por los narradores, o asumirlo como una realidad y buscar la manera de seguir nutriendo ese diario colectivo?

Otra buena pregunta que me ronda es: el episodio 1, “Uluru”, lleva ya 15 capítulos. Deberá acabar en algún momento para dar paso a un siguiente episodio, por acotar un poco la cantidad de información, hacer pequeñas unidades, un relato espiral fractal, donde la forma general es una espiral (el “libro”) formada de espirales (los “episodios”), cada una de ellas con una extensión limitada (los “capítulos” de cada episodio). Y casi todos los capítulos presentes son casi inicios. ¿cómo se va a cerrar este episodio?

¿qué tipo de final dará el pistoletazo de partida para los siguientes episodios, sabiendo que RelatoEspiral es un catalizador de diarios personales ficcionados?

9 opiniones en “Relato Espiral | Conclusiones #01”

  1. Me ha hecho gracia que todos escriban en primera persona y luego ver tus intentos por volver al narrador en tercera, jeje. Como lo de convertir “Un país se me hace grande” en una carta. Me encantan ese tipo de vueltas y tensiones de los relatos en cadena.

    Lo que me pregunto es si las ramificaciones se mantendrán coherentes entre sí o desarrollarán mundos paralelos que puedan ser incluso contradictorios. De momento, está todo bastante bien enlazado, pero cuando haya muchos será casi imposible hacerlo. Y en algún momento el propio relato pedirá enlaces entre ramas… ¿o no? A ver qué pasa.

    1. jejej gracias Jorge! yo mismo tengo esas dudas. me gustó también hacer ese juego de reinterpretar sus capítulos para alimentar un único marco argumental, pero he desistido. es más rico dejar fluir la historia.
      Siento que el “a ver que pasa” que dices es un buen camino ahora mismo, jej. En realidad el Relato lleva poco tiempo para tomar ciertas decisiones. Que haya conexiones entre ramas sí que es ya necesario, porque algunos capítulos ya lo han hecho argumentalmente. Pero poco a poco jej. Por otro lado está esa idea que decía de cerrar episodio y abrir otro, y que sea todo más controlable. Pero no estoy seguro de que sea la solución.
      Alguna sugerencia? 🙂

    1. El término “episodio” en realidad solo implica una agrupación unitaria de capítulos. pero, ¿qué tipo de unidad controlable puede tener un relato de este tipo? claro que ésa es la pregunta. sobre todo cuando hay libertad argumental total, sin puntos de paso obligados.
      Creo que tiene mucho sentido que la historia sea así de caótica, para que surjan las sorpresas. y la primera intención era que esta espiral o episodio acaba aquí, ahora, y así, así de abierta, y que la segunda espiral o episodio se conecta con esta, pero no por ningún “final” o brazo de la espiral, sino por sus propios centros. que el primer capítulo de cada episodio sea el conector entre ellos. y, claro está, a un episodio podrían continuarle otros 6, y hacer esa espiral de espirales. Después de hablar de la experiencia de algunos juegos de mesa de narrativa colectiva, algunos amigos me decían que después de 7 o 10 rondas era imposible o muy difícil continuar, y que valía la pena empezar de cero otra vez. Creo que esa idea de “romper”, y -casi- empezar de cero refresca. Pero no será una ruptura total si el primer capítulo del nuevo episodio incluye cosas de la espiral anterior… 😉
      Todo, sea la decisión que sea, creo que debe mantener esta premisa: el nuevo lector no tiene por qué leerse todo para entender nada; (como quedarte con la sensación de una cueva solamente con la imagen acotada por el campo de luz de tu linterna, un trozo no autoconclusivo pero sí de posible disfrute desconectado); está claro que si conoces más parte del relato, será mejor (pero más complejo) para poder continuar en algún punto, o hacer relaciones entre varios capítulos.
      Bueno, ¿alguna idea más? 😉

  2. Hola! 🙂
    Qué bien las conclusiones y todo. Hoy leí de nuevo todos los capítulos, cual libro abierto, y la sensación (personalmente) es de alegría y satisfacción. Me hace pensar en Cortázar y sus cuentos, o en El libro de los abrazos de Galeano y, quizás me gusta que esa espiral no tenga más que hilos escogidos por cada narrador, que van hilando los cuentos. Quizás y el paso a otro capítulo puede darlo alguna historia (como lo que hablamos en Malpartida, de añadirle ese misterio y ese juego vía mail que, al insertarse en las vidas personales-reales de escritores y lectores, defina mejor por dónde guiarse según la implicación real de cada uno); o quizás se puede marcar un mínimo de capítulos y (a modo Seven Black Gods), según vas pasando esos capítulos, vas pasando pruebas que te llevan hacia algún lugar…no una espiral sin retorno, sino una espiral con un final que, luego continuará…vaya lío, jeje. Se me ocurren varias cosas! Abrimos un doc compartido? 😉 Besos enormes con sabor a yuca!

    1. …cuanta pasión Adela! jejej (como siempre en tí, por supuesto 😉 ) Pues la idea del doc es buena, pero también podemos continuar comentando en este post (para seguir el espíritu del propio RelatoEspiral jej) o en los que abráis si queréis, entre(en)lazándolos por las urls puestas aquí y allá.

      Lo primero que propones puede llevar a que cada final de “brazo” espiral sea el comienzo de otra espiral, no? Y la idea de los emails implicadores es fundamental, pero con la calma, jej.
      En breve, y despuñes de este parón por mi parte y el “dejar fluir”, volveré con ciertas modificaciones ya comentadas con Jorge en los comentarios anteriores.
      Y como siempre, la participación (incluso en el pensamiento y desarrollo) es más que abierta 😉 Abrazos!!

  3. Hola Sergi, no había leído hasta ahora el relato espiral. Lo he hecho hoy y me ha parecido muy rica la experiencia. Ahora que leo tus conclusiones (las de por ahora) se me ocurren varias cosas:
    – al escribir los autores desde su experiencia y contexto emocional (muy bien visto) los capítulos acaban siendo una especie de contestación o reacción al capítulo central, en algunos casos tú has continuado y respondido, en otros han sido los otros autores
    – si lo piensas, es como la vida misma, cada uno tiene una interpretación distinta de lo que pasa (o le cuentan) y le sugiere cosas bien distintas
    – lo que convierte a este “software” relato en una buena herramienta para pensar y contarse juntos
    – por todo ello, me parece muy buena idea que los textos centrales de cada episodio los que conecten y “avancen” recogiendo cosas de los capítulos anteriores y “dando sentido” a la historia
    – esto parecería contradictorio con el punto anterior porque se puede pensar que al contarnos juntos no puede dirigir la historia uno sólo, pero creo que eso es lo que lo hace un buen software que funciona como la vida misma, al final quien instale esto y tenga la iniciativa de tirar hacia delante la historia es quien la dirige
    – lo que no quita que los textos centrales de cada episodio puedan ser escritos por distintos autores o que incluso un episodio se bifurque en varios, lo que complicaría la espiral pero sería chulo
    – supongo que según la pericia y lo identificados (o contrariados) que se sientan el resto de autores por ese avance en la historia marcarán el éxito del episodio, es decir, los capítulos que se animará a escribir la gente
    – finalmente, no puedo dejar de pensar que faltan enlaces internos para poder navegar o_O. Aunque quizá los dejas para el cambio de episodio, cuando el avance de la historia recoja los capítulos anteriores. Y en que sería chulo que pudiera cada uno instalar algún en su blog y publicar capítulos de distintas historias, jugando con las rss para las repesantaciones, por ejemplo, así sería distribuido entre los que tengan permisos (me flipo eh!)
    – lo que me lleva a que esto no es más que una representación de la conversación que se da en los blogs (uno escribe un post, otros comentan o escriben posts enlazándolo).
    – y por eso mola tanto, porque al ponerle este software y dejas de pensarlos como posts y dan más ganas de escribir ficción, entendernos y pensarnos ahora y en el futuro, enhorabuena! 😀

    Bueno, siento el rollo 😐 Me he emocionado porque está muy chulo!
    Ah! en las indias también andan pensando en los relatos comunitarios, quiza te interese 😉

    1. Hola Ester! parece que te gusta aparecer de vez en cuando por aquí, y siempre que lo haces es para darlo todo!! jejejeje mil gracias!
      (Tanto a tí como a Adela, disculpas por la tardanza en contestar, pero… tuve un hacker instalado por aquí últimamente y me complicó un poco la existencia 😉 )

      Es cierto que el capítulo central ha funcionado de marco para ese destape emocional reinterpretado de las continuaciones, y que al saberlo mete más presión al primero de la siguiente espiral :S jej…. y me gusta la idea de que el capítulo central de la espiral sea creado por otros, como el resto de capítulos, pero… hay que resolverlo técnicamente jej (puede que con login de “editor”…) pero tal vez anticipa un poco la versión 2 que está cuajando en varias cabezas jej.

      De los enlaces internos, sí que tengo pendiente dar la opción de que un capítulo continúe a varios anteriores, o que haya uno principal y otras líneas de puntos que no arrastran nodos pero que conectan con otros. Incluso el poder etiquetar cada capítulo con los términos más definitorios (nombres de personajes, de hechos, lugares, etc) para poder tmb conectarlos, pero…. igual que lo anterior, por ahora se acumula para una versión 2. La multiinstalación distribuída entre distintos blogs sí que es un poco más complejo tanto técnicamente como de conceptualización de los relatos, pero… jej, es otro gran camino!

      Del post de Las Indias no sabía (sí, por cierto, del relato de http://lasindias.com/etiquetas/comoperdimoselmundo y me mola mucho!), pero voy para allá! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *