KINESOFOS es una experiencia meditativa que usa las herramientas docentes de danza contemporánea para provocar una mirada introspectiva a través de las artes digitales e interactivas.

Palabras clave:

Experiencia, introspección, visualización creativa
Movimiento, danza contemporánea
Tecnología, artes visuales, artes interactivas

Memoria descriptiva

La percepción introspectiva como objetivo de la experiencia:

La investigación explora el hueco entre el movimiento del cuerpo y la sensación que produce dicho movimiento. En el aprendizaje amateur de danza contemporánea se usa la visualización creativa como medio para condicionar la percepción del propio cuerpo a través de la construcción de imágenes mentales que resignifican el propio cuerpo, y así ser de otra manera consciente de sus cualidades e incluso redescubrir sus capacidades: el peso de las distintas partes y su distinta influencia en el equilibrio, la estructura articular y cadena cinética del esqueleto, etc.

Esta investigación pretende exportar esa experiencia de aprendizaje personal a una experiencia inmersiva que busque lo trascendente, facilitando una nueva forma de diálogo meditativo con una misma y generando lugares de oportunidad en los que puedan emerger preguntas poco frecuentadas sobre nuestra auto-percepción.

La danza contemporánea como medio de búsqueda personal:

La investigación parte de la práctica de la danza contemporánea y de las vías en que esta disciplina aborda la iniciación al movimiento. En concreto pongo en práctica los siguientes métodos: las calidades de movimiento, la ocupación del espacio inmediato o kinesfera, la visualización creativa. Estas dotan de contenido y ponen punto de partida al proceso de diseño de la experiencia, convirtiéndose en una serie de preguntas visuales y objetivos que resignifican el propio movimiento a través de una imagen digital, que juega con la desincronía, la antisimetría y la ruptura del proceso causa-efecto.

La tecnología como vehículo resignificante:

La tecnología es la encargada de construir el puente entre cuerpo y sensación a través de un espejo digital, capturando el cuerpo con una cámara de profundidad y transformándolo en un modelo digital animado. En este proceso se busca provocar una desincronía entre la forma y movimiento realizado, y su percepción a través del espejo digital, tratando de potenciar nuevas sensaciones físicas. Por un lado trabaja con la forma: desde seres antropomorfos a geometrías abstractas, pasando por substancias y materialidades imposibles. Por otro con el movimiento: el software interpreta situaciones de máxima oposición de manos, alineación de ejes o velocidad del movimiento.

Motor filosófico para una experiencia trascendente:

Si las calidades de movimiento son pregunta y argumento de la experiencia, y el diseño digital interactivo es el medio mediante el que se formula, hay un factor que debe dirigir el diseño de la experiencia global y que voy a tratar de explicar como un motor filosófico que orienta la mirada, el cuerpo y la sensación.

¿Qué sientes al reconocer tu cuerpo como una masa gomosa y elástica? ¿Qué libertad puedes experimentar al ver tus manos, rodillas y cabeza moverse como un banco sinuoso de peces? ¿Por qué este círculo flotante de luz se hace más grande cuando separo las manos?

El objetivo del proyecto es que las respuestas a estas preguntas, en la medida de lo posible, puedan generar una experiencia inmersiva y trascendente, para lo que planteo unas leyes generativas en el proceso de diseño: propiciar el proceso cognitivo de construcción de una imagen mental sensible en el espectador (visualización creativa); invitar a que esa realidad alternativa se pueda percibir de alguna manera domesticada y coherente con la realidad misma (realismo mágico), y ayudar a sentir de forma inversa la relación causa-efecto entre el movimiento y la imagen digital (por ejemplo, la imagen no sigue el movimiento de mi mano, es mi mano la que se mueve arrastrada por la imagen en movimiento).

Trabajar en los límites entre formatos y disciplinas:

El proyecto se mueve entre los límites de distintas disciplinas y formatos: ¿es una instalación artística? ¿o un videojuego? ¿son las visuales de fondo de una futura pieza concreta de danza contemporánea? ¿o un simulador de iniciación a la danza para principiantes?

El diseño se puede ir acercando a una y a otra durante el proceso de desarrollo, por lo que podrá cristalizarse en distintos formatos permitiendo entrar en el proceso a otros creadores, como bailarines profesionales, docentes de danza contemporánea, músicos experimentales, y otras disciplinas artísticas y tecnológicas.

Recorrido y horizonte de expectativas

En Septiembre de 2019 tomó forma por primera vez como experimento de danza contemporánea titulado “Dual”, que buscaba hacer sensible la dualidad humana a través del uso de las manos convertidas en polos opuestos que al unirse formaban una unidad completa. Este experimento fue presentado en Octubre en el Espacio Flow de danza, arte y movimiento, participando 19 bailarines. Sirvió para revisar éxitos, fracasos y certezas, que han servido para redireccionar el proceso de diseño hacia lo que es actualmente.

Por otro lado, el proyecto ha sido seleccionado para ser mostrado en la Bienal de Arquitectura de Venecia 2020. Ese objetivo marca un calendario de desarrollo intensivo durante el primer semestre del año, y así producir una instalación autónoma completa que será visitable de Septiembre a Noviembre del 2020 en el pabellón español de la Bienal.

Pasada la fecha de inauguración de la Bienal, el proyecto podría seguir avanzando adaptándose y mutando a otros formatos que permitan explorar nuevas posibilidades, como por ejemplo un formato de actuación escénica.

Invitados al proyecto

El proyecto toca distintas disciplinas que necesitan de asesoramiento externo y de colaboración y co-creación, por lo que pretendo trabajar a distintos niveles con invitados que aporten desde esas otras disciplinas:

Ambiente sonoro: Carlos Izquierdo (@arcoglanz):

Músico, puede aportar la dimensión sonora y/o musical de la experiencia, además de poder componer los posibles ambientes sonoros del proyecto.

Movimiento: Cintia Solbes (@flowespaciovivo):

Bailarina, creadora y docente de danza contemporánea, co-directora del Espacio Flow, puede dar el soporte disciplinar y docente de la danza contemporánea, además de ayudar a diseñar el propio proceso de diseño transdisciplinar.

Experiencia: José Luís Navarro (@cotacero):

Diseñador y museógrafo, puede ser consultor en los posibles diseños expositivos y gráficos, y en la materialidad de la instalación.

Espacio: Mario Hidrobo (@mariohidrobo):

Arquitecto y experto en urbanismo y nuevas tecnologías, puede ayudar a enfocar las implicaciones arquitectónicas y espaciales de la experiencia.

Iluminación: María Cano (@mariacano):

Diseñadora gráfica y fotógrafa, puede diseñar la iluminación de la escena física, para relacionar la experiencia física y la digital.


Kinesofos es una idea original de
Sergi Hernández Carretero (@orsieg)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.